CUIDADOS

ALIMENTACIÓN

La dieta de las ardillas en la naturaleza se basa en los frutos y semillas que pueden encontrar en su medio ambiente. En cautividad debemos de tratar de proporcionar este tipo de alimentos.

La dieta tiene que estar afianzada en un componente principal que es el pienso granulado. Teóricamente cualquier pienso del empleado para roedores o conejos sería válido, sin embargo esto no es así. Los piensos para conejos frecuentemente están medicados(contienen fármacos), y los piensos para cobayas contienen vitamina C suplementaria que, pese a lo que puedan afirmar determinados autores, es innecesaria en el caso de otros animales a excepción de los mono y el hombre, y este no es el caso. Los piensos específicos para chinchillas podrían usarse, pero son más caros y muy difíciles de encontrar. La mejor opción pues es recurrir a piensos formulados para ratas, ratones y hámsters.
Nunca hay que olvidar que el pienso granulado es un componente de la dieta y nada más que eso. Una dieta exclusivamente a base de este tipo de alimento mantendrá bien alimentados a los animales, pero los aburrirá. El no cambiar de sabores, texturas, etc., acaba por aburrir a los animales que pueden llegar incluso a rechazar este alimento. Por eso es recomendable mezclar el pienso con otros alimentos para hacer la dieta más variada. Lo más habitual es usar semillas. La avena descascarillada suele ser bien aceptada por las ardillas, al igual que los copos de maíz. El trigo sin embargo, aunque es un buen alimento, no suele gustarles demasiado.

También son de su agrado los frutos secos, que son especialmente útiles como soporte durante las épocas más rigurosas para aquellos animales que se alojan en el exterior, y también como golosinas. Las pipas de girasol sin sal, así como los cacahuetes, son un alimento delicioso para nuestras ardillas. No obstante su elevado contenido en grasa hace que se deban suministrar con mucha moderación. También se les pueden dar frutos secos como avellanas, nueces, almendras, bellotas,… Las cáscaras de estos son muchas veces demasiado duras para que una ardilla las abra, en especial los ejemplares jóvenes. Esto puede solventarse dándoselos pelados, con la cáscara rota o haciendo un pequeño agujero en esta.

En el comercio existen mezclas ya preparadas de pienso con distintos tipos de semillas. Hay que prestar especial atención a las semillas oleaginosas con las que alimentamos a nuestras ardillas, puesto que por su contenido en grasa se enrancian con facilidad, generándose productos perjudiciales para la salud.

Las barritas para pájaros como Loros y Cotorras recubiertos de miel y pegadas a una barra de madera resultarán atractivas para nuestras ardillas y servirán para complementarle la dieta. Existe una amplia variedad que podemos ir probando en función del gusto de nuestras mascotas.

Como golosinas también les podemos dar de vez en cuando algún insecto como tenebrios o grillos, alguna galleta o algo de pienso seco para perros o gatos.

Alimentos  de origen animal:  estos resultan de todo recomendables para nuestras mascotas. Algunos son más completos que otros pero ninguno resulta satisfactorio como para poder establecerlo como un alimento básico:
– Gusano de la harina: Por el nombre de “gusano de la harina” se conoce a las crías de un escarabajo, el Tenebrio mollitor o escarabajo molinero. Este insecto constituía una auténtica plaga en los molinos y obradores donde podía causar graves pérdidas económicas. Actualmente es difícil encontrar esta especie en estado “salvaje” puesto que cada vez hay menos molinos.
índice Calcio / fósforo muy desequilibrado (alrededor de 0,32) y son demasiado ricos en grasas.
-Grillos: Los grillos son quizás los insectos más utilizados para alimentación de otros animales junto con los tenebrios. Presentan claras ventajas respecto a estos; su nivel de calcio / fósforo es mucho más adecuado, aunque no es ni mucho menos el óptimo. Además, contienen menos quitina y grasas que los tenebrios.
-Lombrices:
– Langostas: tiene una composición muy adecuada como alimento, tan buena como los grillos. A los animales les gusta y es raro que sea rechazada.

También hay que suministrarles cierta cantidad de frutas y verduras como pueden ser la zanahoria, coliflor, achicoria, manzana, peras, moras, melocotones, ciruelas…
Hay que tener la precaución de retirar el hueso a las frutas que lo tengan, puesto que la semilla contiene ácido cianídrico que puede resultar peligroso para nuestra mascota.

La aceptación o no de determinados tipos de alimentos depende de cada animal; a unos les gustan cosas que otros rechazan.

Es recomendable distribuir el alimento dos veces al día, pronto por la mañana y una o dos horas antes del atardecer.

 Hay que tener cuidado y suministrar la cantidad justa de comida, puesto que estos animales almacenan el alimento que se les da en demasía.

Las ardillas son animales poco exigentes en lo que a cuidados se refiere. Se les ha de dar la posibilidad de desgastar sus incisivos royendo (ramas, tubos de cartón del papel higiénico, nueces, galletas para perros…). Existen bloques de calcio y sales minerales que se cuelgan de nuestras jaulas y aseguran estos nutrientes esenciales. Normalmente a la ardilla le gustará degustar estos bloques y lo irá royendo poco a poco. Es fácil encontrarlos en tiendas especializadas de animales por un precio muy asequible.

 

DOMESTICACIÓN

No les gusta que se las coja, y los animales que no hayan tenido trato con los humanos desde sus primeros días ni siquiera lo permitirán. Se puede decir que son de mordisco rápido, a diferencia de otros roedores no dudarán en mordernos si las importunamos. Por eso, cuando queramos una ardilla como mascota es preferible comprar un animal joven, entre 8 y 16 semanas. Los animales mayores raramente se adaptan a la manipulación por parte de los humanos. Lo ideal es adquirirlas provenientes de criadores que practiquen la cría a mano. 

Proceso de adaptación :La domesticación de las ardillas es un proceso de adaptación del animal, no solo a la presencia de su propietario, sino también a los horarios, costumbres, habitáculo, condiciones físicas y climáticas en las que el animal va a desenvolverse. Por todo ello, cuando decidamos adaptar a nuestro amigo deberemos hacerlo respetando las necesidades básicas de la ardilla, ya que, no se trata solo de aclimatarla a nuestros gustos y preferencias. Así que, una vez cubiertas sus necesidades en cuanto a alojamiento y manutención procederemos a su domesticación.

Aclimatación: Este proceso no es requisito indispensable para poder albergar en nuestro domicilio cualquier ejemplar, ya que suele ocurrir, por falta de tiempo o por necesidades de otra índole que no podamos dedicar los esfuerzos necesarios. Una ardilla listada bien alimentada y alojada no tiene la más mínima necesidad de establecer un vínculo con su dueño, ya que, para ella no representa absolutamente ninguna necesidad imprescindible relacionalmente hablando. Dicho esto, también es conveniente señalar que la domesticación de la ardilla listada significa, por otro lado, una aclimatación positiva al entorno que le proporcionemos, a nuestra presencia y costumbres y se sentirá más tranquila y habituada que otro animal que no haya sido domesticado.

Éxito:  El proceso de domesticación no puede ser predecible bajo ninguna circunstancia ya que depende de muchos factores influyentes que escapan a nuestra voluntad: juventud, vejez, temperamento, alojamiento, experiencia previa de la ardilla,…..No obstante para tener éxito en la domesticación trataremos de tener en cuenta algunos factores que, sin duda, jugaran a nuestro favor.

La edad de la ardilla es sumamente importante, ya que es sabido que en ejemplares jóvenes la capacidad de aprendizaje y adaptación es mucho mayor que en ejemplares adultos, lo que disminuirá, sin duda, la duración del proceso de domesticación. En ejemplares adultos el proceso requerirá más tiempo, esfuerzo y dedicación por la timidez que habrán adquirido. Dado que las ardillas tienen una o dos camadas, a lo sumo, al año entre los meses de Febrero y Agosto, será esa fecha la ideal para adquirir nuestros ejemplares.
Como seguramente no conoceremos a nadie que se dedique a la cría, tendremos que ir a una tienda de animales y confiar en que no nos engañen. Puede ser que esos animales que estamos viendo hayan nacido en cautividad, pero también es posible que hayan sido capturadas, por lo que el proceso de domesticación será más largo, pero no imposible. Así que tener sumo cuidado cuando vayais a comprar vuestro ejemplar, fijaros que sea más pequeño y una cara más infantil, la cabeza grande respecto al tamaño del cuerpo y redondeada, ojos grandes y redondos.

Cuanto más grande sea el alojamiento más facilidad encontrará nuestra ardilla para adaptarse a nosotros. En un contexto donde la ardilla pueda escapar con holgura y relativa facilidad a nuestra presencia cuando ella se sienta importunada más seguridad sentirá para acercarse a nosotros que otra ardilla albergada en espacios reducidos que se sienta acorralada y no tenga opción de retirarse. Por otro lado, los lugares o emplazamientos tranquilos lejos de ruidos como televisores, teléfonos, etc pueden darnos más facilidades.

Timidez: Cada ardilla tiene un carácter muy diferente del resto, por eso es fundamental cuando vayamos a realizar la compra elegir ejemplares que se muestren curiosos con su entorno y no permanezcan arrinconadas o simplemente estén en un estado de pasotismo inmóvil en una rama o suelo. Una vez en casa una ardilla que explora con relativa rapidez su nuevo hogar nos indicará que se trata de un ejemplar con más posibilidades de domesticar que otro que se esconde rápidamente y que reprime su curiosidad hasta pasados varios días. Como norma hay que tener siempre en cuenta que es la ardilla la que tiene que venir a nosotros cuando le plazca y no al contrario, la voluntariedad no forzada de la ardilla reforzará mucho el vínculo que establezca con su dueño una vez que se consiga domesticar, ya que, se sentirá segura al no haber sido forzada y no relacionará ningún estímulo adverso con nuestra presencia

Paciencia:Casi es el principal aval que tenemos que tener en cuenta cuando intentemos domesticarla. A menudo nos llevaremos muchos fracasos en nuestros intentos que nos harán desistir de la dichosa ardilla. La domesticación es posible con paciencia y constancia sin abandonar nunca la empresa que nos hemos propuesto, teniendo en cuenta que suele ser un proceso largo, a veces sumamente complicado y con una regularidad casi diaria. Está claro que el éxito consistirá en nuestra paciencia y en el estómago de nuestra ardilla, pues por ahí es donde vamos a intentar ganárnosla.

ETAPAS DE LA DOMESTICACIÓN

1ª Etapa: Empezaremos dejando que nuestro amigo tome posesión de su nueva jaula durante aproximadamente dos semanas. En ese tiempo se dejará solo sin molestarla para que se relacione con su nuevo entorno sobre todo a través de su olfato y tomará confianza en su territorio ubicando cada una de las partes que la componen.

2ª Etapa:  Una vez aquí empezaremos a dejarnos ver delante de nuestra mascota cada vez con mayor asiduidad. Al principio correrá al nido apenas nos localice por lo que deberemos entrar con movimientos lentos y pausados evitando de hacer ruido hasta que movido por su glotonería sienta curiosidad hacia nosotros. Procuraremos ir siempre con una golosina en nuestra mano la que daremos inicialmente a través de los barrotes de la jaula para que vaya relacionando ese estímulo positivo con nuestra presencia. Mientras no se acerque y capture la golosina por voluntad propia nunca se la dejaremos en la jaula y la retiraremos hasta la siguiente vez. Demuestran ser efectivos los cacahuetes, mermeladas, bizcochos o algún gusto especial que hayamos notado por el que sienta predilección.

3ª Etapa: Una vez acepta el alimento a través de la reja y se muestra siempre confiada, no huyendo a nuestra presencia pasaremos al más difícil todavía. Esta vez se lo pondremos un poco más complicado ya que esta etapa consistirá fundamentalmente en que acepte comida de nuestra mano bien subiéndose a ella o bien tomándola desde algún lugar. Para ello nos aseguraremos que todas las vías de escape de la habitación están cerradas a una posible fuga o excursión curiosa debido a que tendremos que abrir la jaula para introducir la mano. Una ardilla acostumbrada a la fase 2ª no tardará en venir a nuestra mano. En este punto la domesticación alcanza para unos pocos individuos su fase final por su timidez o deseos permanentes de escape y ,a pesar de todo, podremos sentirnos ya satisfechos por el camino recorrido. No obstante siempre podremos intentar la siguiente fase ya que el limite lo pondrá nuestra ardilla y no nosotros.

4ª Etapa: El objetivo de la etapa es igual que el anterior pero la mano se hallará en un punto fuera de la jaula que permanecerá abierta y a cierta distancia que será cada vez mayor siempre con las ventanas y puertas cerradas. En sus idas y venidas debemos de dejar que la ardilla vaya explorando la habitación por donde quiera asegurándonos que nadie entra y sale de la habitación por error ya que una fuga indeseada de la ardilla por el resto de la casa, con persecución de su “amigable” dueño, dará al traste de golpe con todo el proceso de domesticación y la ardilla, muy inteligente por cierto, se mostrará muy recelosa en lo sucesivo. Una vez que la ardilla entra y sale de la jaula para ver a su dueño, se pasea y no muestra temor a permanecer fuera de su hogar en presencia de “extraños árboles que siempre llevan comidas deliciosas” estaremos en disposición de pasar a la siguiente fase.

5ª Etapa: Esta etapa es igual que la anterior con la salvedad de ir abriendo el campo de la ardilla por toda la casa paulatinamente siempre que observemos que el animal se muestra sociable, regresa a su jaula y no se asusta con los diferentes ruidos que pueda encontrar. Es necesario incidir una vez más en lo mismo: no todas las ardillas pueden llegar a este punto, solo los animales adquiridos jóvenes o los adultos muy bien amaestrados llegarán a este punto. Aquí las posibilidades de riesgo para nuestra ardilla son evidentes al abrir su campo. Ventanas, puertas, sillones, agujeros, muebles, gatos , perros, etc pueden ser una trampa mortal para nuestro ingenuo amigo. Esta etapa concluye cuando nuestra ardilla se pasea por casa “como pedro por su casa”, salta, corre, trepa y vuelve a su jaula para dormir o descansar, no muestra temor alguno con nosotros y se muestra muy sociable. Solo queda una ultima etapa la cual solo nombro y desaconsejo por muy bien que tengamos amaestrada a nuestra mascota pero que por otro lado me veo obligado a señalar por estar dentro del proceso.

 

ALOJAMIENTO

La mejor manera de alojar a las ardillas listadas es en un amplio recinto exterior. Pueden soportar las inclemencias climatológicas perfectamente (es más, toleran peor el calor que el frío). Les desagrada especialmente la lluvia en época fría.

Para las jaulas internas, tendremos que recurrir más que probablemente a buscar una jaula amplia para psitácidas, puesto que las jaulas para roedores que encontramos en el mercado no suelen tener las dimensiones adecuadas. Se requieren unas dimensiones mínimas de 150 cm. de altura por 60 cm. de anchura y 60 cm. de longitud para un ejemplar. La separación entre barrotes deberá de ser como máximo de 1 cm. Es preferible que los barrotes sean horizontales a los verticales, puesto que proporcionan más superficie para trepar a los animales. También tendremos que prever una rama para que nuestra ardilla se pasee por ella. Deberá de haber un refugio para el animal. Las cajas de nidificación para agapornis o carolinas han demostrado ser útiles. Hay que colocar el refugio a cierta altura y de tal manera que sea accesible desde la rama. Para el refugio hay que proporcionar a las ardillas un material de relleno. Como en el caso de otros roedores el heno es una buena opción. Hay que cambiar el material del nido periódicamente, y sustituir los alimentos almacenados que pueden estropearse por el paso del tiempo.

Si se va a alojar a más de una ardilla se requerirá un refugio por animal y todos aproximadamente a la misma altura. La separación entre dos refugios será como mínimo de dos cuerpos de ardilla.
En la jaula, además de una rama para trepar y el refugio, habrá un comedero y un bebedero, situados en el suelo del alojamiento. Los bebederos de tipo botella han demostrado ser los más útiles, deberán situarse en un punto de fácil acceso para el animal. El caño de será de acero inoxidable para evitar su deterioro, y todo el bebedero deberá de estar firmemente fijado para que no se desplace con el ir y venir de los animales. El comedero deberá de ser pesado para evitar que el animal pueda volcarlo, y a ser posible con la base más ancha que la boca.
Generalmente las jaulas de aves van dotadas de un cajón para que caigan las deposiciones, lo que facilita su limpieza. El mejor substrato empleable es el papel. Como hemos mencionado ya en otras ocasiones, la viruta de madera y el serrín pueden resultar perjudiciales para el aparato respiratorio de nuestras mascotas.
Las ardillas adultas que hayan estado en contacto con ejemplares del sexo opuesto no tolerarán ejemplares de su mismo sexo. Sólo se pueden alojar juntos animales de distinto sexo o inmaturos en una jaula interior.
El bebedero se vaciará y desinfectará al menos una vez a la semana. El agua debe reponerse a diario.

ENFERMEDADES:

1.-PIEL Y ESTRUCTURAS ASOCIADAS

1.1.-AMPUTACIÓN PUNTA COLA ocurre que debido a traumas o al intentar pillarlas se arrancan la piel que cubre la punta de la cola dejando el hueso al aire. En principio este hecho no presenta ningún problema pues la ardilla se encarga de eliminar este hueso que queda al aire y la herida no reviste mayor importancia pues no requiere de ningún tratamiento especial. Hay sin embargo que tener en cuenta la condición física de la ardilla pues de poner algún tratamiento siempre acorde a su estado de salud. La cola no vuelve a crecer pero no es un mal mayor.

1.2.-ABSCESOS son muy frecuentes debido a laceraciones por peleas entre animales para disputarse el rango. Se pueden abrir, limpiar y drenar y tratar con Trimetoprim/Sulfadiazina disuelta en agua (10mg/100g sid).

1.3.-ALOPECIA IATROGÉNICA debido a inyecciones de corticoides

1.4.-HERIDAS (ver abscesos): no suelen sangrar, pero si son de peleas lo más normal es que estén infectadas, vigilar y poner tratamiento antibiótico si es necesario. Las heridas en los dedos o la amputación de una uña sí suelen sangrar un poco más.

1.5.-ECTOPARÁSITOS: SARNA Sarcoptes spp. PULGAS

1.6.-FIBROMA POXVIRUS aparecen nódulos cutáneos elevados alopécicos (habrá que distinguir de los producidos por Cuterebra (se aprecia la larva). La infección vírica es un proceso autolimitante que dura 1-2 meses. Se debe poner tratamiento para la pérdida de condición física en el caso de que sea necesario y como apoyo antibióticos y vitamina A para prevenir mayores daños en la piel. El virus se transmite por medio de parásitos externos.

2.-ALTERACIONES RESPIRATORIAS

2.1.-ENFISEMA aparece jadeo junto con una frecuencia respiratoria elevada (>150 rpm). Puede observarse la presencia de sangre alrededor de las fosas nasales. Se va debilitando hasta que le sobreviene la muerte. La etiología no está clara.

2.2.-NEUMONÍA normalmente oportunista debido a situaciones de estrés en el día a día, unido a factores predisponentes como ambiente húmedo y malas condiciones higiénicas, por lo que es esencial que haya buena ventilación. Puede ser efectiva la administración de Oxitetraciclina en polvo (2,2mg/100g PO oral 5d). Son sensibles al virus de la influenza humana, pudiéndoles causar la muerte.

3.-ALTERACIONES ÓRGANOS SENTIDOS

3.1.-CATARATAS pueden aparecer en animales viejos, sobretodo en machos y se desconoce su etiología. Puede llegar a provocar ceguera total.

4.-ALTERACIONES SISTEMA GASTROINTESTINAL

4.1.-ENTERITIS las de origen bacteriano son comunes, sirven las dosis antibióticas descritas anteriormente. Puede ofrecérsele agua de cocer arroz para retener un poco la diarrea. Si está involucrada Salmonella es mejor sacrificio pues es una importante zoonosis.

4.2.-LESIONES HEPÁTICAS como hallazgo de necropsia se ha observado la presencia de cirrosis, proliferación de conductos biliares y cambios degenerativos en hígado con metamorfosis grasa y alteraciones en el tamaño y aspecto de los hepatocitos. La etiología se desconoce.

5.-ALTERACIONES NEUROLÓGICAS

5.1.-MENINGITIS en animales jóvenes que desarrollan episodios de parálisis antes de morir.

5.2.-LARVA MIGRANS CEREBRALIS de Bayliscaris procyonis (entre otras especies), sus huevos (65×55 micras) son muy resistentes en el medio ambiente (años). Su ingestión da lugar a un ciclo biológico en el que la larva del nematodo migra hacia encéfalo. Provocando así la sintomatología nerviosa, en un plazo de 7-10d desde su ingestión, que acompaña a esta parasitosis cerebral, ataxia, temblores y tortícolis. Hay riesgo de zoonosis. El diagnóstico se confirma mediante la necropsia ( granulomas larvarios) o bien por la toma de muestras del medio que evidencie la presencia de huevos larvados. Se recomienda el sacrificio de los animales afectados una vez diagnosticada, si bien un posible tratamiento incluye Pamoato de pirantel (10mg/Kg PO), Febendazol (50mg/Kg PO sid 3d) o Mebendazol (25-40 mg/Kg PO sid 3-5d) semanalmente durante 1 mes. La jaula se recomienda esterilizar mediante fuego.

6.-ALTERACIONES SISTEMA UROGENITAL

6.1.-HIPOCALCEMIA PUERPERAL cuando se inicia la lactación. También se ha observado en machos jóvenes. El cuadro se acompaña de parálisis parcial posterior, deformación, estreñimiento aparente, falta de coordinación general y cansancio que puede evolucionar hacia una semiinconsciencia. Vía SC administrar 0,5ml de Borogluconato cálcico al 10% y dar calcio oral para disolver en el agua (el bebedero no ha de ser de metal porque sino se queda el calcio precipitado).

6.2.-METRITIS por retención placentaria o fetal. Se acompaña con pérdida de la condición corporal, abdomen aumentado y doloroso, orina obscura. Puede llegar a peritonitis o toxemia.

6.3.-PIÓMETRA inflamación y dolor en abdomen, palidez de mucosas, el postoperatorio suele ser bueno.

6.4.-TUMORES GLÁNDULA MAMARIA pueden ser benignos y localizados o irregulares y malignos, se detecta con mayor prevalencia el fibroadenoma.

6.5.-URETRITIS Y CISTITIS dolor a la micción con vocalizaciones. El pene se inflama y sobresale del prepucio, las heces suelen ser más gruesas de lo normal y se observan vómitos, anorexia y pérdida de la condición general. Antibioterapia.

7.-ALTERACIONES SISTEMA CIRCULATORIO

7.1.-EDEMA LINFÁTICO los ganglios linfáticos de la parte superior de las extremidades anteriores aumentan e interfieren en la movilidad. Puede disminuir durante el invierno o permanecer aumentando de tamaño todo el año. Furosemida (0,5mg/100g sid) ayuda. Se cree que tiene origen genético.

8.-ALTERACIONES SISTEMA ÓSEO

8.1.-FRACTURAS normalmente suelen caer de pie como los gatos pero en el caso de que se hagan una fractura y sea imprescindible una radiografía hay que tener en cuenta que se estresan muy pronto por lo que hay que hacerla rápidamente. Se estabiliza en lo posible la fractura y se mantiene en reclusión (jaula pequeña) durante el tiempo necesario para que fragüe. Cuando ocurre compresión vertebral con parálisis posterior hay que valorar la percepción del dolor, si hay, el pronóstico es bueno. Diagnóstico diferencial con hiperparatiroidismo secundario nutricional.

9.-PROBLEMAS DENTARIOS

9.1.-SINDROME DE MALOCLUSIÓN puede provocar el crecimiento excesivo de los dientes con el consiguiente problema de la inanición o la traba de la lengua en paladar. Se puede recortar la dentadura mediante anestesia general. Se le puede mantener sin dientes mediante fruta y frutos secos molidos.

9.2.-ENFERMEDAD PERIODONTAL debido a heridas en las encías o restos de comida que provoquen una gingivitis supurativa crónica. Se acompaña de rinitis, que puede necrosar e incluso llegar a toxemia. Aparecen goteo constante por nariz, jadeo y respiración ruidosa al dormir. El animal desarrolla una alteración del aseo acicalándose en exceso la cabeza y llevando gérmenes hacia ojos dando lugar a lagrimeo abundante.

10.-ALTERACIONES DE ORIGEN ALIMENTICIO

10.-HIPERPARATIROIDISMO 2º DE ORIGEN NUTRICIONAL debido a enfermedad ósea metabólica por una dieta con un ratio calcio / fósforo invertido (alimentación basada en nueces y fruta únicamente) Aparecen fracturas fácilmente y la cortical de todos los huesos se encuentra adelgazada. El fin es corregir la dieta por lo que se empieza suministrando calcio vía SC y después PO. La estabilización de las fracturas se ve imposibilitada por la delicadeza de los huesos en este momento. Se mantendrá la ardilla en una jaula pequeña (para restringir la actividad) con mucho cuidado a la hora de manipularla. Normalmente curan rápido tras arreglar la dieta y la remodelación ósea permite la funcionalidad posterior de los miembros.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: